martes, 27 de marzo de 2012

GRANDEZA ...

foto: google.

GRANDEZA...




La sensación de libertad que nos da un camino largo lleno de hojas otoñales reposando en el suelo, (dando belleza en su misma muerte).


La sensación de inmensidad en un mar bravo, enseñándonos el poderío de dios, o escuchar una linda melodía, comprometiéndonos con esos recuerdos que a veces quisiéramos borrar de nuestra mente.


Nuestro destino es seguir adelante sin importar lo negativo de nuestros recuerdos, sino importando unicamente cuantas manos se han entrelazado con las nuestras, cuántas veces hemos pegado nuestros oídos en un vientre palpitante de futuro para poder creer en el amor.



Cada detalle de la vida nos dice algo, algo lindo y  maravilloso, nos muestra que todo está escrito en el cielo y cada tiempo debe transcurrir como debe de ser.



Nosotros somos como esas hojas en el piso, inertes, por tanto somos una historia de vida, por eso nuestro ser debe radiar belleza aún en la muerte, aún en nuestra misma muerte, con las acciones que nos pertenecen, con los sentimientos que compartimos, con los rayos de luz que despedimos de nuestra alma. con las acciones que legamos a nuestros hermanos.



Hermoso es el sentir llenar los pulmones de vida, en bocaradas de ilución, hermoso es tener la tierra en nuestras uñas, de tanto trabajar esta tierra que nos alimenta.



 Hermoso es darle a nuestro mar el azul del cielo limpio para cumplir con ese reflejo de color, ese arcoíris formado de millones de gotas en momento y ángulo perfecto para descomponer la luz y regalarnos grandeza.


O la agresividad de la frágil y hermosa rosa que nos amenaza con pincharnos si queremos poseerla, (enseñándonos que nadie sabe lo que es amar si no sufre primero, para poder valorarlo).




 Por eso cuando los espacios entre nuestros dedos los ocupamos con otros, transmitiendo así millones de iluciones y planes a futuro y llenamos nuesta copa (llamada corazón) de gotitas de amor, hasta rebozarlo. asi es cuando sabemos que dios nos ama, y entendemos la belleza escondida a gritos de la vida.



Por eso también cuando escurre la lagrima por la mejilla de un niño al ver el corazón destrosado de su padre y el arma aún humeánte del enemigo en una guerra inútil, o cuando olemos la fragancia mórbida de un hospital con miles de vidas pendientes de un hilo, es cuando valoramos mas el miedo a la muerte y entendemos menos la estupidez de nuestra raza.



Queremos seguir siendo afortunados por existir en este suelo lleno de hojas platicantes de sus momentos, sintiéndolas en la desnudes de nuestros pies descalzos y de mariposas presumidas de sus movimientos con estelas coloridas de su belleza merecida.



Queremos seguir viviendo, amando, valorando cada motivo, cada rayo de ilusión, y cada posesión de sentimiento del ser amado.



Queremos seguir amando a nuestro creador...



No necesitamos sufrir más para darnos cuenta que el sér felíz solo es cosa de escogerlo, voltear la mirada hacia lo que esta frente a nosotros y descubrir ahí las grandezas de dios en todo nuestro rededor.



Por eso cada vez que veo una hoja inerte en el piso, pienso en todo lo grande y frágil que es la vida, y quisiera terminar como "ella" legando lo bueno y lindo que pueda poseer...


Dando belleza aún en mi muerte..........






.........................................................

Guevaresias.

Publicado por GUEVARESIAS en 6/29/2011



2 comentarios: